Cómo hacer una mascarilla anti arrugas

0

masc

Las arrugas para una mujer es una de las peores cosas que puede tener, aún cuando muchas son síntoma de que se ha sonreído a la vida y has estado feliz donde las haya. Es por eso que algunas las llevan con alegría y otras escondiéndolas. Y si, es verdad que un rostro con pocas arrugas es mejor, por eso, para prevenir algunas, hoy quiero dejarte una mascarilla natural que puedes hacerte en casa y con la cual disfrutar.

Lo primero que has de hacer es batir en un bol dos albaricoques pelados con un poquito de agua, no mucha, solo lo suficiente para crear una pasta. Agrega la pulpa de un aguacate pelado y una cucharada (pequeña) de aceite de oliva mezclándolo todo bien hasta conseguir una pasta sin grumos.

Esta mascarilla se debe aplicar en la cara y en el cuello durante 30 minutos y después aclararla con agua muy fría para que actúe como debe. El tratamiento se usa solo durante un mes y sólo 2 veces por semana, no más.

La mascarilla logrará prevenir algunas arrugas pero no todas, no quiere decir que, con la mascarilla, ya no vayas a tener arrugas, solo las aliviará de tu rostro pero seguirán ahí. Además, no debes usarla más de un mes porque no es bueno y puede acabar adaptándose a la misma la piel y no servir para nada después.

También te pueden servir algunos ejercicios faciales para relajar el rostro y hacer que las arrugas se marquen menos en tu cara, algo que puede venir bien. Hidratarte la piel y no echarte agua muy caliente sobre ella, sino todo lo contrario, es otra de las medidas que puedes tener para lograr ralentizar la aparición de arrugas en tu rostro.