Cómo mantener un buen guardarropa íntimo

0

bra

Algunas personas no le conceden la atención que merece a la ropa íntima. Sin embargo, sería bueno que la tomáramos en cuenta con más atención, pues tenerla en buenas condiciones puede reportar grandes beneficios para el resto de nuestro guardarropa, y ni qué decir lo mucho que hace por nuestra autoestima, nuestra vida sexual y nuestra apariencia, pues muchas prendas no lucen igual si no poseen una estructura sólida debajo de ellas.

Te damos algunos consejos para que luzcas tan bien en interiores como en tu ropa de calle:

1. Desecha sin compasión: Aquella prenda que posea elásticos flojos, tirantes desgastados, color desteñido, tela percudida o con manchas, bolitas de pelusa o deshilachos, debe parar sin misericordia en la basura. Mereces ropa en mejores condiciones en contacto con tu piel.

2. Práctico, cómodo y, por qué no, bonito: Ésas tres características deben ser las más importantes al comprar una nueva prenda: No sirve de mucho comprar cuatro sostenes color esmeralda si no podremos usarlos con la mayoría de nuestras blusas o vestidos. Lo ideal es la siguiente proporción: dos blancos para las prendas blancas, dos color carne para las que sean semitransparentes, dos negros para la ropa oscura y uno de color, con más lujo y detalle, para ocasiones especiales. Con eso tendrás suficiente.

(Continúa)