Cómo pasar el verano estando embarazada

0

bebe

No hay duda de que las altas temperaturas veraniegas no resultan nada agradables, pero todavía se hace más molesto estando embarazada. Si en un estado normal son muchas las personas que sufren malhumor, agotamiento, desgana y agobio por culpa de la subida del termómetro, si sumamos las molestias propias del embarazo, el resultado puede ser prácticamente insoportable.

Por eso, aquí van algunos consejos para ayudar a combatir estas molestias:

  • Salir a la calle siempre en las horas de menos calor, a primera hora por la mañana o a última por la tarde. Evitar salir entre las 10 y las 16 horas, aunque si tienes que hacerlo, lo mejor es ir bebiendo agua de manera continua y descansando un poco a la sombra.
  • En casa, abrir las ventanas a primera hora de la mañana, pero en cuanto empiece a hacer calor, baja las persianas un poco y cierra las ventanas. Un ventilador o el aire acondicionado pueden ser los aliados perfectos.
  • Utiliza ropa de colores claros, y siempre de tejidos finos y que transpiren bien.
  • Muchas embarazadas padecen inflamación de los tobillos por culpa del calor. Para evitarlo, coloca los pies en alto durante unos minutos cada tres o cuatro horas. Además, para evitar este problema también es importante que reduzcas la cantidad de sal que tomas en las comidas, optando por alimentos frescos, como frutas o ensaladas.
  • Date una ducha con agua tibia cada vez que te lo pida el cuerpo.
  • Si te notas muy cansada, no dudes en echarte una pequeña siesta.

Sin duda, todos estos consejos pueden ser una muy buena ayuda para reducir las molestias del embarazo durante los meses de calor.

Foto de Crecer feliz