Cómo prevenir la inflamación de garganta

0

Ahora que tenemos los fríos en España es habitual que estemos cada dos por tres enfermos de la garganta, que sea el primer síntoma la tos o carraspera por culpa de la inflamación de garganta y que esto derive en gripes o resfriados. El motivo son los cambios tan repentinos que tenemos de temperatura; por ejemplo, entras en casa y estás calentito, hasta el punto de ir poco abrigado.

Sin embargo, si vas a la calle el frío, si no te abrigas, entra en el cuerpo y la garganta puede ser la primera que se resienta y la que más problemas te de si necesitas tu voz para tu trabajo.

Para prevenir la inflamación de la garganta hay muchas formas de hacerlo pero una de ellas es preparar una infusión con agua y zumo de limón. Has de dejarla reposar y, cuando esté templada, usarla para hacer gargarismos dos veces al día.

Sin embargo, si eso no te ayuda puedes coger y batir una cebolla, un vaso de agua y una cucharada de miel y tomar esta mezcla tres veces al día (una cucharada cada vez) para mantener fuerte la garganta y que no te vaya a pasar nada. Algunos dicen de tomar dos cucharadas cada tres veces pero eso es cuando eres muy propenso a padecer inflamación de garganta, si no sufres tanto de ella con una va bien.

Por supuesto, has de tener en cuenta que esto no va a lograr que no te pongas enferma. Te puede ayudar, pero has de cuidarte y tomar vitamina c para que tu cuerpo esté protegido así como otras vitaminas.

Si ya estás con dolores prueba a tomarte una infusión de manzanilla con miel para suavizar la garganta y que puedas tragar más fácilmente (básicamente el problema es el tragar).