Trucos para evitar comer de trasnoche

0

comida fuera horario

Todo el mundo ha hecho alguna vez aquello de despertarse a media noche, y desvelado, ir directamente hacia la heladera en búsqueda de algo que comer para pasar el tiempo. Sin embargo, los especialistas son unánimes en desaprobar esta conducta, ya que nos asegura una ingesta de calorías mayor a la que deberíamos tener, y para colmo, en horas en las que el cuerpo ha sido desconectado, y permanece en descanso.

El problema al respecto es, no obstante, que más allá de que mantengas una dieta adecuada, con comidas cada cuatro horas durante todo el día, es muy probable que por los propios tiempos de la digestión, si te levantas a media noche, vayas directamente a la cocina, ya que sentirás esa necesidad de alimentarte, que es más psicológica que física realmente.

Por ejemplo, una de las cuestiones que debemos tener en cuenta siempre para evitar tener esta conducta, es ser muy cuidadosos con todos aquellos hábitos que nos llevan, en segunda instancia, a desvelarnos. La comida juega un rol preponderante en este sentido, y lo ideal es evitar realizar grandes ingestas de comida antes de ir a la cama.

Si aún así te despiertas, sería bueno que siempre tengas un menú a mano, mediante el cual puedas picar algo, pero no sumes demasiadas calorías. Una buena opción en este sentido puede ser un té, con alguna tostada a la que le agregues queso untable o mermelada, sólo una de ambas opciones, y sólo una porción.

Si sientes que eso no es suficiente, y apenas si has cenado algo, también puedes reemplazar el té por una taza de leche caliente a la que le agregues algo de avena. De hecho, se trata de una preparación muy interesante para el desayuno, que podrás complementar luego con algún jugo de frutas o fruta directamente.