Trucos para limpiar espejos

0

limpiar espejos

Uno de los sitios más difíciles que podemos encontrar en nuestra casa cuando nos ponemos a limpiar, son indudablemente los espejos. En tal sentido, lo primero que debemos destacar, en esta serie de consejos que vamos a traerte, es que si quieres desengrasarlos, debes darles brillo con una mezcla de agua con vinagre, de forma que se borren esas huellas que creíste que ya no iban a salir.

De la misma forma, otro de los problemas que podemos tener con los espejos, se encuentra directamente relacionado con la falta de brillo de los mismos, que suele darse sobre todo cuando ya hace un tiempo que los tenemos. Para ello, debemos mezclar vinagre blanco, amoniaco y agua, de modo que puedas mejorar las superficies de cristal, vidrio, o hasta las espejadas que no respondan a esa categoría.

Aunque no lo creas, un elemento como el alcohol puede ser también sumamente interesante en este sentido, ya que cuenta con propiedades que le hacen perfecto a la hora de limpiar objetos o superficies de cristal o de espejo. Incluso, si tu intención es la de limpiar, desinfectar o desengrasar, también se trata de una muy buena opción.

De igual modo, seguro habrás notado, y puede que te haya resultado molesto con los anteojos, o el espejo del baño si has intentado afeitarte con la ducha prendida, que el espejo se empaña con el vapor. Para evitar que ello suceda, lo que debes hacer es limpiarlo con una solución compuesta por dos terceras partes de agua, y una de vinagre blanco.

Finalmente, si tu problema al respecto es que algunos restos de jabón te han quedado puestos en el espejo, por el motivo que sea, o también en el cuarto de baño, lo que debes hacer es aplicar una mezcla de agua caliente, con un chorro de vinagre blanco, y ello retirará absolutamente todo lo que quieras.